Posts etiquetados ‘Reino Unido’


El Sibilo acierta un vaticinio y falla en otro.

Que nadie le eche la culpa a Pacman por ninguna de las dos profecías.

Primero el fallo. Parece que en la Vuelta Ciclista a España 2011 no ha habido dopaje como anunció el afamado profeta. Como en todos los vaticinios negativos, El Sibilo se mostró contento a la hora de valorar su metedura de gamba: “Me he equivocado pero me alegro. En el mundo del ciclismo se estaban pasando un pelín con las ayuditas químicas. Que me tome yo un cazalla para animar el trance es una cosa pero que estos deportistas de raza le den a la jeringa son ya palabras mayores”. Éste es el primer vaticinio que falla El Sibilo desde la existencia de esta web (anteriormente habíamos cometido una errata pero no se trató de un desacierto de El Sibilo).

Y sin dejar el tema de los barbitúricos, el vaticinio acertado. La muerte de Amy Winehouse no tuvo que ver con una droga ilegal pero sí con el consumo de una sustancia denominada Librium, prescrita durante su desintoxicación. Recordemos que El Sibilo había dicho que su fallecimiento se había producido por culpa de sus adicciones. En una reciente entrevista, su padre reveló estos detalles. El Sibilo, evidentemente, no se alegra de estas predicciones debido a lo luctuoso del hecho. Simplemente declaró: “Descanse en paz, Amy Winehouse. Parece un cruel golpe del destino el hecho de que la muerte le llegara a causa de su rehabilitación y la fama a través de un tema denominado Rehab”. No somos nada.

Anotamos la noticia de la cantante en  “Profecías cumplidas” y estrenamos “Vaticinios errados” con el tema de la Vuelta. De momento, la cosa está en 8 aciertos para El Sibilo y 1 para el insondable destino.

Anuncios

La autopsia no ha sido capaz de determinarlo pero El Sibilo lo ha visto claramente y sin esfuerzo alguno. La causa de la muerte de Amy Winehouse está relacionada con el abuso de ciertas sustancias, que en demasía, resultan nocivas. ¿Qué sustancias? ¡No oses preguntar! El Sibilo es un profeta, no un reactivo químico. Y además, El Sibilo se lo guisa y El Sibilo se lo come.

A veces el Sibilo no necesita entrar en trance para otear el futuro. En esta ocasión, se encontraba pasándole el plumero a su colección de rocas y tierras raras.

Los fans de Amy la homenajean con licores diversos

Las pruebas de toxicología que se publicarán en breve, confirmarán prosaicamente el vaticinio. El Sibilo ha dicho que para esta profecía no ha tenido que despeinarse, ni siquiera aullar. Es más, el Sibilo nos confiesa que, si acaso, sí ha escupido Licor sobre unas ascuas pero más por respeto a los rituales que por necesidad.

Fundamentación del vaticinio: Le iba a venir un estornudo… y se le fue. Signo inequívoco de este tipo de predicciones.

Con soltura, El sibilo ha hablado.