Posts etiquetados ‘misterios’


“Es de madera maciza y está perfectamente lacado. Además tiene molduritas.” El Sibilo ha soñado con el elemento de mobiliario. Incluso ha visualizado la fila y columna del almacén. Por eso, éste que redacta ha seguido sus indicaciones y ha corroborado que es cierto. El mueble existe. Su nombre tiene pocas consonantes y resulta fácil de pronunciar pero no podemos hacer pública su denominación precisa ni su posición en el almacén. Igual que con las setas.

¿Y entonces qué? ¿Ikea se despista? ¿Hay duendes del mueble clásico? ¿Quién esconde allí esas cosas? Y aprovechando la batería de preguntas: ¿Qué fue de Jordi LP?

Mucho nos tememos que la cosa no tiene explicación. El hecho es que allí hay un mueble que no requiere de llave Allen ni de montaje alguno. Y su estilo no se corresponde con la línea modernilla de la empresa sueca. Antes al contrario, está tan fuera de onda que casi casi anticipa la vanguardia.

Dos coreanos que se desplazaron al establecimiento de Coruña se toman un descanso mientras buscan el afamado mueble

Los responsables de Ikea, después de analizado su aspecto desfasado, demodé e incluso decadente han visto en su diseño una nítida tendencia. Tanto es así que lo más probable es que se incluya en un anexo del catálogo de este mismo año y se fabriquen modelos similares para el mercado escandinavo sin molduritas y con más consonantes.

Mientras tanto, el comercio local de mueblerías sigue sufriendo la crisis pero intentando remontarla con imaginación y originalidad: el mes que viene lanzarán en cooperativa una línea de mueble urbano en formato kit, para que el usuario se lo monte en casa. La diferencia con Ikea es que, con cada aparador o con cada dos cómodas, regalarán un vale por 12 albóndigas caseras o dos platos de caldo a canjear en el domicilio de uno de los cooperativistas. “Somos emprendedores agresivos y todo eso pero de cocinar, ni idea. Por eso las albóndigas las hace mi tía.” puntualizó Jimmy Hernández-Garibaldi.

El vaticinio de El Sibilo, por tanto, se convierte en adivinación del presente y se da ya por válido al tiempo que se emite. Queda así: En el Ikea de Coruña hay un mueble totalmente montado y no está de exposición ni de saldo.

Fundamentación del vaticinio: se lo dije al chaval para que fuera a mirarlo, volvió y me dijo que sí, que está allí. Y ahora qué hago ¿se lo llevo para allá? No, no. Déjalo estar. Bueno ¿pero espera, cuánto vale? ¿Cuánto? ¡Carafio! Pues no, déjalo estar.

El Sibilo ha acertado.


“Ni lo tiene ningún murciano”. Así de tajante se mostraba El Sibilo después de recobrar la consciencia tras uno de los trances más espasmódicos que se recuerdan. Ante estas declaraciones, el policía al frente de las investigaciones declaró: “Ahora ya no perderemos el tiempo investigando en esa comunidad autónoma”.

El librito no aparece. Y todo por dejarse las llaves puestas.

Consciente (unos minutos antes estaba con el cazalla) de que el dato no esclarece por completo el misterio de la desaparición del manuscrito, El Sibilo añadió: “Oye chico. Algo es algo”.

Fundamentación del vaticinio: Cuando El Sibilo inclinaba la cabeza hacia la izquierda, los espasmos se le pasaban al brazo derecho.

Ya recuperado pero todavía con resaca, El Sibilo ha hablado.