Posts etiquetados ‘estilismo’


La dualidad capilar que exhibe Rajoy [ya tratada en este blog] seguirá siendo su imagen característica después de los comicios. El toma y daca que mantienen las canas de su barba frente al negro azabache de su cabellera seguirá siendo su seña de identidad. O, en palabras de El Sibilo (siempre más claro y conciso que éste que redacta): “Tras el 20-N, Rajoy seguirá luciendo el pelo arriba negro, abajo blanco“. Esto es lo que ha visto El Sibilo en su último trance.

El profeta quiere dejar claras además varias cosas: “El límite entre el cabello canoso y el morenocho se mantendrá en la línea de las gafas”. Con estos términos viene a despejar cualquier especulación sobre si más abajo aún se repite el negro a modo de cebra o la teoría opuesta que sugiere que una vez rebasadas las gafas ya no se produce variación hasta los pies: “Lo que suceda en las partes pudendas del líder conservador excede de mis atribuciones como adivino”. Nos consta además que El Sibilo no es dado al cotilleo, a la prensa rosa o al morbo y por eso se ha mostrado categórico con los defensores de la tercera vía también llamada look panda. Así zanja El Sibilo el tema: “Los que van diciendo por ahí que se parece a un oso panda no son más que maledicentes. Y no creo necesario eso del careo en el Zoo de Madrid como piden las bases”.

¿Quién osa tamaña comparación? (Mariano Rajoy es el de la derecha)

El Sibilo también desea recalcar que esta profecía sigue siendo válida aún en el caso de que el PP no ganase las elecciones (como ya vaticinó en una predicción anterior) y que, por supuesto, la predicción se extenderá a lo largo de meses pero no de años. “Si llega al poder, saldrá de él más canoso de lo que entró. Eso seguro.” ironizó El Sibilo.

Fundamentación del vaticinio: A Rajoy no le gusta el bambú.

El Sibilo ha hablado.

Anuncios

El Sibilo lo tiene claro pero quiere que reflexionemos. Mariano Rajoy es un señor de cierta edad que tiene su cabellera (de las patillas para arriba) negra como el azabache y (de la línea de las gafas para abajo) una barba blanca o si quieres, gris muy clarito.

No es normal que media cara sea de un tono y la otra del opuesto

¿Y una cebra? ¿Es negra con rayas blancas o blanca con rayas negras? El Sibilo cree que así ya es suficiente como reflexión.

Mariano sin embargo, prefiere no pronunciarse.

El Sibilo dice que Rajoy es canoso todo él y se tiñe sólo la cabellera de las patillas para arriba. O sea que, si se dejase (si se abandonase) alcanzaría todo su cráneo un único tono gris perla. “Cuánto mejor sería” dijo El Sibilo sin pretender influir en sus decisiones. “Yo no me meto en política” insistió El Sibilo. “Preguntadme todo lo que queráis sobre tonos de grises y os responderé pero de política nanai“.

Cuando se le pidió opinión al respecto, Rajoy estaba desaparecido pero, en su lugar, encontramos una nota que decía “Juash juash juash. Ya veréish, ya”. Sin más explicaciones.

Fundamentación del varicinio: relajadamente lo vimos y relajadamente lo confesará.

Tan campante, El Sibilo ha hablado.