Posts etiquetados ‘economía’


Jean-Claude Trichet acaba de caer en la cuenta: la crisis que padecemos no es coyuntural, se trata de una crisis del sistema [ver El Mundo], algo que ya se decía hace 35 años en la película Network un mundo implacable (Sidney Lumet, 1976) donde también se llamaba a la movilización ciudadana con el reclamo: “Estoy más que harto y no quiero seguir soportándolo”

Vale. Muy bien ¿Y el vaticinio cuál es?
Tranquilos, que El Sibilo nunca defrauda: “El Euro se salvará pero por los pelos“.

No es la primera vez que se inyecta dinero público para rescatar a la banca privada [billón y medio en 2008] ni la segunda vez [125.000 millones de € en 2010] en EEUU [700.000 millones de € en 2008420.000 millones de € en 2010] y en Europa [264.000 millones de € estos días]. Pues, El Sibilo ha percibido buenas vibraciones en cuanto al futuro del Euro a pesar de que “Europa reacciona siempre mal y tarde”.

El Sibilo añadió: “No hace falta que busquéis esas pesetillas que no cambiásteis por euros en su momento. No levantéis los cojines del sofá. La razón es más bien inexplicable pero yo sólo os anuncio lo que pude sentir: que el euro no desaparecerá”.

Fundamentación del vaticinio: por los pelos nada más y gracias al sacrificio de los de siempre.

El Sibilo se ha mostrado optimista.


Las principales agencias de calificación como Moody’s, Fitch o  Standard and Poors fueron en gran parte causantes de la crisis económica global y están siendo responsables en gran medida de que la Unión Europea no levante cabeza. De su criterio depende la confianza que los inversores depositen en la economía de todo un país. Pues en El País (el diario) se revelan cosas como: “se permitía a los empleados tener acciones de empresas, y que eso podía influir en la manera en la que las valoraban o a sus competidores” [lee la noticia completa]

En agosto, El Sibilo había vaticinado: Se descubrirá que una o varias de las agencias calificadoras principales realizan operaciones ilícitas de forma oculta y sólo para su propio beneficio.

El Roto. Otro visionario.

A ver si se toman medidas. China planteó la posibilidad de que se crease una agencia supranacional no privada e independiente ¿por qué no contesta Europa ni EEUU? Además ha dicho que si los americanos y los europeos no les hacen caso, crearán su propia agencia ¿Por qué no se habla de esto? Bueno. Sí hay quien habla de esto. Y con tanta claridad que estremece:

Bueno, bueno. Hay tanta seriedad en esta entrada que El Sibilo recomienda imitar a Chiquito de la Calzada para relajar: “Apetecán de moooooooool”

La cosa está así: 11 aciertos para El Sibilo, 1 en contra.

El Sibilo ha acertado otra vez.


El vicesecrtario de comunicación del PP ha dicho que, cuando gobiernen, crearán 3.5 millones de empleos porque es la “superespecialidad” de su partido. Para ello, afirma, es necesario crear 1 millón de empresas.

El Sibilo ha dicho que ese señor que no es adivino ni nada, se ha pasado cuatro pueblos y que eso le recuerda mucho a los 800.000 puestos de trabajo prometidos en su día por Felípe González. Pero como a Pons la cordura nunca le fastidia un titular, prefirió exagerar para hacerse notar.

¿Será el apellido González el que les conduce a estos anuncios-bomba?

Ya sabéis que al Sibilo le molesta bastante que un político haga pinitos como adivinador (lo pudimos comprobar con Elena Salgado). En esta ocasión sólo comentó: “Que lo pongan por escrito en el programa electoral si tienen cojones se atreven”.

El Sibilo, muy a su pesar, afirma rotundamente lo contrario: “El paro aumentará en 2012, gobierne quien gobierne“. “No se llegará al 30% que vaticina algún economista también metido en los fangosos terrenos de la adivinación, pero sí que aumentará”.

Fundamentación del vaticinio: Esa millonada es una burrada y este señor se equivoca muchas veces.

Aunque abatido por la tristeza del vaticinio, El Sibilo ha hablado.


“Los españoles que están forrados no dirán ni mú de la subida de impuestos”, según El Sibilo. Hace una semana, el acaudalado Warren Buffett pidió públicamente que se les subiese los impuestos a los más ricos en Estados Unidos. Hoy también se ha hecho pública una petición en la misma línea de los multimillonarios franceses. ¿Harán lo mismo los ricachones españoles? Según predicción de El Sibilo, No. Se harán el sueco y no tocarán el tema.

Forrados hasta las cejas pero no sueltan un céntimo.

Hacerse el sueco parece que está de moda porque El Sibilo ya anunció recientemente que los obispos también iban a hacerse pasar por rubios escandinavos durante la visita papal. Aprovechamos para confirmar que la predicción de El Sibilo se ha cumplido. Los prelados esquivaron la petición que les hizo públicamente la Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica (ver vaticinio).

Hoy estamos que nos salimos y matamos dos pájaros de un tiro: confirmación de un vaticinio y otra predicción nueva: El Sibilo vaticina que ninguno de los 10 más acaudalados de España pedirá que se le suban los impuestos. “Con el trabajo que les cuesta hacer contabilidades interpuestas y colocar el capital en paraísos fiscales como para luego aligerar el bolsillo…” dijo socarronamente El Sibilo. Y hablando de pájaros, nuestro querido Sibilo añadió: “tampoco mencionarán el tema El Rey de España, el de Marruecos o la Reina de Inglaterra“.

Y terminó nuestro querido profeta aconsejando: “Haced como yo, que disfruto de placeres sencillos. Ahora mismo me voy a dormir la siesta bajo la higuera con mi cantimplora de Cazalla”

Fundamentación del vaticinio: “Aquí el que no corre vuela” es un dicho español ¿no? Pues eso.

El Sibilo ha hablado.


“Les ponen nombres simpáticos como Moody’s para disimular, pero son una raza muy falsa” declaró El Sibilo tras despertarse de una pesadilla mientras sesteaba bajo una higuera. Y las pesadillas del Sibilo son también vaticinios, especialmente si de siesta se trata. Una agencia calificadora de las importantes, Standard and Poors, Moody’s, Fitch o incluso varias de ellas “juegan sucio” según El Sibilo. O sea, sus calificaciones no son todo lo objetivas que debieran. El Sibilo anuncia: “Se descubrirá que una o varias de las agencias calificadoras principales realizan operaciones ilícitas de forma oculta y sólo para su propio beneficio.”

¿Y cómo calificaría una de éstas la visita del Papa, el movimiento de indignados o el dedito de Mourinho?

Para algunos de vosotros esto no será sorprendente. Hay que tener en cuenta que dichas agencias, con sus puntuaciones influyen en todo un gobierno y hacen que las bolsas se tambaleen mientras las propias agencias cotizan en bolsa… El planteamiento desde luego que no es para tirar cohetes. O sea, que el árbitro también juega en el partido.

Lo importante es que nuestro profeta, nuestro glorioso adivino predice que hay hechos todavía más delictivos e ilícitos más allá del propio diseño del sistema que saldrán a la luz. El gobierno americano está ahora mismo investigando. “Y también se sabrá que sus veredictos, supestamente sesudos, están hechos al tuntún“, recordemos que días antes de la histórica caída de Lehman brothers, la agencia Standard & Poors había subido su calificación a la más alta.

Nuestro amado Sibilo también descubrió que abusar del Cazalla en las comidas trastoca el ritmo circadiano del sueño o, en sus propias palabras, “deja unas resacas que-pa-qué”.

Fundamentación del vaticinio: En la pesadilla, un unicornio que atendía por Mundi hacía cacolas multicolores.

El Sibilo ha hablado.


El premio Nobel de economía Paul Krugman ha dicho que la economía de EEUU se arregla con una invasión alienígena y El Sibilo ha dicho “de eso nada”.

Esta vez El Sibilo ha sido tajante y escueto. No ha especificado la razón aunque a nosotros se nos plantean varias posibilidades: Que los alienígenas no existan y por tanto poco podrán resolver. Que los extraterrestres existan pero no quieran, no sepan o quieran y sepan pero les pille lejos o incluso que los extraterrestres estén entre nosotros y sean ellos los caunsantes de la crisis. Y hasta la posibilidad más rebuscada: que ni los extraterrestres de inteligencia superior sean capaces de resolverla.

Ni los marcianos ni los políticos, ni siquiera una combinación de ambos parecen capaces de resolver el fregado

El Sibilo simplemente ya dicho “de eso nada”. O sea que el vaticinio queda así: Los extraterrestres, por lo que sea, no resolverán la crisis. Ya sabéis que a El Sibilo le altera bastante que los economistas hagan vaticinios. Suponemos que si los pronósticos son de esta índole la parquedad del Sibilo sin duda se debe a su discreción. Prefiere no envenenarse y lo respetamos.

Fundamentación del vaticinio: he visto a un Premio Nobel decir gilipolleces.

El Sibilo ha hablado.


El Impuesto sobre el valor añadido en la luz y el gas ha subido en Portugal hasta alcanzar el 23%. El Sibilo vaticina que en España también subirá el IVA. La justificación de nuestro vidente favorito: “Por dos cosas: una, que lo escuché en el croar de las ranas que viven cerca de mi cueva y dos, que la Ministra Salgado dijo en junio que no subiría.” Y ya conocemos lo contradictoria (y hasta ceniza) que es esta señora.

En Portugal ya se han comenzado a tomar medidas. La primera es distribuir camisetas como la de la foto.

Por la fecha de la instantánea, este señor también es un poco adivino (pero de los que aciertan, no como la Salgado)

El Sibilo ha querido precisar que esta vez se alegraría si su vaticinio finalmente no se cumpliere: “Aunque soy un anacoreta y apenas hago gasto (quizá un poquito de cazalla), por solidaridad con mis congéneres, que ya tienen el cinturón bastante apretado…”

Fundamentación del vaticinio: ese croa croa procedente de la charca era un mantra que acabó convirtiéndose en iva iva iva

El Sibilo ha hablado.


Se confirma que Elena Salgado, por mucha ministra que sea, no es profeta. Ya se había lucido con los brotes verdes y ahora esto.

El 22 de julio anunció  es esperable que los intereses de la deuda española vuelvan a niveles muy inferiores” [ver profecía de El Sibilo]. Hoy día 1, el diario Público (entre otros periódicos): La prima de riesgo roza su máximo histórico y el Ibex cae un 3,24%

El Sibilo no se alegró por su acierto. “Prefiero errar que ver a la economía española perder su verdor” comentó con cierta retranca. Por otra banda, la ministra prefirió no hacer declaraciones y se limitó a almorzar la ensalada de brotes que vemos en la foto.

Nótese que los brotes no son verdes.

Posdata: A día 2 de agosto y tras el cierre de la bolsa española, la noticia ya era:

La prima de riesgo española e italiana alcanzan máximos históricos (Público).
La prima de riesgo española modera su ascenso tras tocar los 400 puntos básicos (El País).
La prima de riesgo supera por primera vez los 400 puntos(El Mundo).
La prima de riesgo supera los 400 puntos por primera vez en su historia (La Razón).
Desplome de las bolsas en Italia y España (BBC News).
Pressure Builds on Italy and Spain Over Finances (The New York Times).
Spain, Italy Scramble to Combat Debt Woes (Wall Street Journal)


Una de las cosas que más enervan a El Sibilo es que un político ejerza de futurólogo. Y peor aún si se trata de un tema económico. Por eso, el trance le sobrevino ipso facto y sin necesidad de recurrir al Cazalla, en cuanto se enteró de que la Ministra de Economía Elena Salgado había dicho: ahora es esperable que los intereses de la deuda española vuelvan a niveles muy inferiores […] el acuerdo de ayer [después de la reunión con otros responsables de economía de la UE, del 22 de julio] supone un muro todavía mucho más grueso para el resto de países y frente a la opinión de las agencias de rating”.

El Sibilo dice: “Los intereses de la deuda Española NO volverán a niveles muy inferiores” y, con un par,  remata: “Y a las agencias de rating el acuerdo se la refanfinfla“. Tan ofendido estaba nuestro Sibilo que apostilló: “Y si no, ya veréis”, cosa que no es habitual en él.

La Ministra dice estas cosas, se queda tan pancha pero luego se tiene que hacer ensaladas de brotes verdes.

Al principio decíamos que a El Sibilo le molesta mucho el intrusismo profesional, en concreto políticos metidos a adivinadores pero todavía le enciende más que sea un tertuliano el que anuncie el futuro. Y lo peor de todo: ¡que un economista diga lo que va a pasar! ¡No, por Apolo! ¡Dejad que sea El Sibilo el que adivine el futuro!

Fundamentación del vaticinio: Es que fue escucharla y me subía por las paredes. Y es que el profeta es hipersensible a los intrusos. 

Cabreado, El Sibilo ha hablado.