Posts etiquetados ‘chuches’


Estos días previos a su investidura como nuevo presidente, Mariano Rajoy se está reuniendo con multitud de colectivos: El presidente en funciones, su propio partido, los sindicatos, la patronal, asociaciones de emprendedores… sin embargo, se ha olvidado de la señorita que exhibía el roscón artesano en la aclamada portada del diario La Razón del 2 de octubre de 2011 [aquí la portada/aquí la entrada que le dedicamos en este blog].

La emprendedora posando ante unos paneles solares de última generación con su producto no muy innovador (odiosa comparación).

Para El Sibilo este olvido es “más que intencionado y ese señor lo que es es un caradura”. Lamentamos profundamente que la mujer confitera haya sido usada únicamente como mujer-florero. Ya puestos, podrían haberla tuneado un poco más con, qué se yo, un tocado al estilo Carmen Miranda o algo…

Desde aquí nuestra solidaridad con la profesional pastelera. Para ella va dedicado el siguiente video.

Por cierto, con esta entrada damos por cumplido el vaticinio del 3 de octubre que decía Si eres mujer y emprendedora, el futuro no está en los bizcochos.

El Sibilo ha acertado.

Anuncios

Portada del diario La Razón del domingo, 2 de octubre:

Toda una revolución: los emprendedores con avioncito, película y dispositivo hi-tech y la emprendedora, con su bizcocho

El Sibilo, sin ánimo de ofender al colectivo de panaderos, reposteros y confiteros ha vaticinado que “El futuro de la mujer empresaria española está más en el campo de la I+D+I, nuevas tecnologías y sostenibilidad que en el sector del bizcocho“.

A pesar de que El Sibilo es gran amante de tortas bica, milhojas y madalenas (y no tanto de muffins y cupcakes) opina que la portada de La Razón resulta cargante, caricaturesca y sexista. “Ya es un poco forzado que se hayan ido a una azotea para que salga el panel fotovoltaico en la estampa pero lo de la señorita con el roscón de Reyes es el no va más.”

El Sibilo advierte que los bancos seguirán sin conceder créditos a los emprendedores en 2012 aunque se agasaje a los directores de sucursal con suculentas tartas, bizcochos borrachos o peras en dulce. “No hagáis el ridículo: es mejor llevar a la entidad de crédito un plan de negocio que un brazo de gitano. Aunque los huevos sean caseros.”

Fundamentación del vaticinio: la foto de la azotea trae mal fario: ideas retrógradas en medio de una recesión. Demasiadas palabras que empiezan por “re-“

El Sibilo se ha escandalizado.


La dualidad capilar que exhibe Rajoy [ya tratada en este blog] seguirá siendo su imagen característica después de los comicios. El toma y daca que mantienen las canas de su barba frente al negro azabache de su cabellera seguirá siendo su seña de identidad. O, en palabras de El Sibilo (siempre más claro y conciso que éste que redacta): “Tras el 20-N, Rajoy seguirá luciendo el pelo arriba negro, abajo blanco“. Esto es lo que ha visto El Sibilo en su último trance.

El profeta quiere dejar claras además varias cosas: “El límite entre el cabello canoso y el morenocho se mantendrá en la línea de las gafas”. Con estos términos viene a despejar cualquier especulación sobre si más abajo aún se repite el negro a modo de cebra o la teoría opuesta que sugiere que una vez rebasadas las gafas ya no se produce variación hasta los pies: “Lo que suceda en las partes pudendas del líder conservador excede de mis atribuciones como adivino”. Nos consta además que El Sibilo no es dado al cotilleo, a la prensa rosa o al morbo y por eso se ha mostrado categórico con los defensores de la tercera vía también llamada look panda. Así zanja El Sibilo el tema: “Los que van diciendo por ahí que se parece a un oso panda no son más que maledicentes. Y no creo necesario eso del careo en el Zoo de Madrid como piden las bases”.

¿Quién osa tamaña comparación? (Mariano Rajoy es el de la derecha)

El Sibilo también desea recalcar que esta profecía sigue siendo válida aún en el caso de que el PP no ganase las elecciones (como ya vaticinó en una predicción anterior) y que, por supuesto, la predicción se extenderá a lo largo de meses pero no de años. “Si llega al poder, saldrá de él más canoso de lo que entró. Eso seguro.” ironizó El Sibilo.

Fundamentación del vaticinio: A Rajoy no le gusta el bambú.

El Sibilo ha hablado.


“Y además serán varios. Y digo más: serán ciclistas”. Así de preciso se mostró El Sibilo con esta deportiva profecía. O sea que en la Vuelta 2011 uno o varios ciclistas darán positivo en las pruebas anti-dopaje. La ronda española se celebrará del sábado 20 de agosto al domingo, 11 de septiembre.

El fantasma del dopaje planea sobre los sufridos ciclistas

De forma distendida y tras la comparecencia oficial frente a su gruta de Delfos, el afamado adivino añadió: “Los muchachos que den positivo tienen toda mi solidaridad. No sé qué hay de malo en valerese de ciertos complementos para rendir más”. Y tras decir esto, le dio otro lingotazo a la cantimplora de Cazalla que siempre le acompaña.

Fundamentación de la profecía: después de aspirar las emanaciones gaseosas de una cosa que tenía, pudo ver en el suelo, una serpiente multicolor.

El Sibilo ha pedaleado, digo ha hablado.


El Sibilo lo tiene claro pero quiere que reflexionemos. Mariano Rajoy es un señor de cierta edad que tiene su cabellera (de las patillas para arriba) negra como el azabache y (de la línea de las gafas para abajo) una barba blanca o si quieres, gris muy clarito.

No es normal que media cara sea de un tono y la otra del opuesto

¿Y una cebra? ¿Es negra con rayas blancas o blanca con rayas negras? El Sibilo cree que así ya es suficiente como reflexión.

Mariano sin embargo, prefiere no pronunciarse.

El Sibilo dice que Rajoy es canoso todo él y se tiñe sólo la cabellera de las patillas para arriba. O sea que, si se dejase (si se abandonase) alcanzaría todo su cráneo un único tono gris perla. “Cuánto mejor sería” dijo El Sibilo sin pretender influir en sus decisiones. “Yo no me meto en política” insistió El Sibilo. “Preguntadme todo lo que queráis sobre tonos de grises y os responderé pero de política nanai“.

Cuando se le pidió opinión al respecto, Rajoy estaba desaparecido pero, en su lugar, encontramos una nota que decía “Juash juash juash. Ya veréish, ya”. Sin más explicaciones.

Fundamentación del varicinio: relajadamente lo vimos y relajadamente lo confesará.

Tan campante, El Sibilo ha hablado.


Piruletas de sopa de cocido, Peta-Zetas que no explotan o gominolas de agar-agar podrían ser sus aportaciones al mundo de la golosina. Desde que El Bulli ofreció su última cena el 29 de julio, mucho se ha especulado con el futuro de su creador. Y ya sabéis que El Sibilo no especula sino que asevera. Pues su vaticinio reza así: Ferrán Adrià resurgirá de sus cenizas revolucionando el mundo de la golosina.

Su cabeza no para: con esa caja de fresas y esa cosa blanca a saber qué se le ocurre.

“Las ideas de Adrià aplicadas a la confitería serán comparables a la aparición del Frigo-pié en el mundo de los helados”. Y es que hasta ahora, el colectivo de los niños estaba relegado al menú infantil. Que si macarrones, que si filete empanado, que si acelgas. Pues Adrià entrará arrasando con sus gominolas en nitrógeno líquido y sus esferificaciones de Burmar-Flash. O vaya usted a saber qué. Ante estas expectativas, El Sibilo que además de ser un coloso entre los adivinos es un goloso divino, confesó: “Con respecto a los niños y los subconjuntos hay cuatro posibilidades: Llevar un niño dentro metafóricamente, las embarazadas, haberse zampado un muchacho o la combinación de dos de estos supuestos. Las tres cosas a la vez es prácticamente imposible. Pues (que me estoy perdiendo) yo llevo un niño dentro por lo que sea, o sea que, con lo del Ferrán, me voy a poner como el Quico”

Fundamentación del vaticinio: El Sibilo se atragantó con un caramelo de Cuba-libre y, en su hipoxia se le apareció Ferrán Adrià a lomos de un atún rojo.

Dulcemente, El Sibilo ha hablado.


Desde su cueva, El Sibilo ha visto la verdad al mirar al trasluz la axila de un grillo: El Partido Popular ganará las elecciones que se celebrarán el 20 de noviembre en España. Por tanto, Mariano Rajoy será el presidente de España. Después de este repentino trance español, el Sibilo ha liberado al grillo que ahora ameniza con su gri-grí la morada del profético anacoreta. Hasta se suelta el grillo con algún pasodoble español.  Rajoy también ha dicho que ganará y, ante estas declaraciones, El Sibilo ha comentado: “Yo no me meteré en política, así que él que no se meta a profeta”. Para vislumbrar tal vaticinio, El Sibilo ha utilizado su ritual preferido: lamer unas cuantas ranas de las charcas cercanas a su cueva al compás de las maracas, elaboradas por el propio Sibilo (que es también un manitas).

Fundamentación del vaticinio: cuanto más avivaba el ritmo de las maracas, más subidón notaba en la rabadilla.

Con rotundidad y sin acritud, El Sibilo ha hablado.

Rajoy, de sport.

Rajoy, en el futuro celebrando su victoria electoral.

Relacionado con esto:  Zapatero anuncia elecciones generales para el 20 de noviembre