Archivos de la categoría ‘5. A la espera de verificación’


El Sibilo, después de una larga abstinencia, ha vaticinado que el canal Intereconomía emitirá dos telediarios a contar desde el sábado y, tras ellos, fenecerá. Y si no es así, por cada telediario que exceda del vaticinio, El Sibilo nos obsequiará con una buena noticia. Declaraciones exclusivas de El Sibilo: “No les caracterizaba la objetividad pero que cierre un medio de comunicación es siempre una mala noticia. O no.”

Que el locutor del telediario lleve parche en el ojo, no infunde mucha confianza. Fuente: Telediario de Intereconomía.


Sheldon Adelson, el multimillonario viejuno que pretende montar una ciudad de casinos al estilo Las Vegas en España, no vivirá para verlo. El Sibilo sí lo ha visto claro. En un alarde cómplice, el famoso adivinador, utilizó una baraja de póker para predecir el hecho. “Me salió un proyecto de escalera pero con eso no se monta un casino así que nada” declaró el Sibilo a este bloguero. Por si no estáis enterados del asunto EuroVegas ved, oh amados seguidores, la reseña de El País [aquí]

Aunque aquí se le ve la mar de saludable, tanta avaricia acumulada le va a dar más de un achaque

Pues sí amigos, parece ser que el bullicio, vicio y fornicio salpicados de ludopatía que caracterizan a la famosa cuidad del desierto de Nevada no se verán por estos lares. Este es el último vaticinio de El Sibilo, al que recibimos con alegría (no como al americano) que vuelve después de un retiro voluntario lejos de su morada habitual para “Despejar un poco la cabeza”. El SIbilo nos confesó que el golpe bajo de Urdangarín abusando de su generosidad lo dejó con el chacra un poco contracturado pero eso, afortunadamente, ya es agua pasada. El Sibilo ya está en su cueva dispuesto a sorprendernos con sus vaticinios. ¡Bienvenido!

Fundamentación del vaticinio: entre que el pájaro ya tiene cerca de 80 y el proyecto es más faraónico que el alicatado de la muralla China, la cosa cae por su propio peso.

Con el chacra en plena forma, El Sibilo ha hablado


En concreto las 12 toneladas que le dejaron los Reyes Magos a la puerta de su domicilio provisional en la cueva de El Sibilo, acompañado de un albarán en el que se indica  que el granel no está libre de impuestos o sea que, por primera vez, tendrá que declarar algo a Hacienda. El todavía duque inició los contactos pertinentes con una naviera, una empresa de transportes, dos universidades, un banco de Luxemburgo y la Comunitat Valenciana para colocar la mercancía aunque esta vez sólo ha obtenido negativas.

El Sibilo se ha mostrado enormemente enojado porque le han puesto perdida la entrada de la cueva con el mineral. “Ya sabía yo que este huésped no me iba a traer nada bueno” se lamentó el profeta. La paciencia de nuestro querido adivino tiene un límite y por eso ha sido tajande con el balonmanista: “Como no desaparezca este cabrón carbón en dos días, le leo la mente y tiro de la manta“.

No había acabado El Sibilo de amenazar, cuando Iñaki se puso a cargar apresuradamente el lignito. No hay como poner las cosas en su sitio.

Una imagen insólita: Urdangarín trabajando en el carbón. O dicho de otra manera para que impresione más: ¡un miembro de la casa real trabajando!

Ya véis que últimamente no hay vaticinios. Esperemos que ahora que se marcha Urdangarín de la morada de El Sibilo, vuelva todo a la normalidad.


"Acuerdo laboral para Reyes" suena a eufemismo pero es para no exaltar en época de crisis.

Esta noticia se podía leer hoy en El País. El Sibilo va aún más allá y afirma que Rajoy es republicano pero su habitual actitud imprecisa y vaga le impide ser más rotundo y claro. Por eso hablaba hoy (según El País) de una reforma laboral para Reyes.

Las malas lenguas filtraron además a este blog que Mariano no sólo pretende modificar la situación contractual de los componentes de la Casa Real sino que también tiene intención de poner sobre la mesa la regularización de los Reyes Magos de Oriente que recordemos realizan labores de jornaleros en campaña navideña pero todavía están sin papeles. Parace que al nuevo gobierno no se le pasará una.

Fundamentación del vaticinio: Rajoy nunca fue muy partidario de los contratos indefinidos, salvo por oposición como su tan trabajada plaza en el Registro de la Propiedad.

El Sibilo ha hablado.


El actual duque consorte de Mallorca dejará de serlo. Por corrupto [véase el fregado que descubrió Hacienda]. La Casa Real está ahora mismo dándole vueltas al asunto para ver cómo pueden librarse del balonmanista sin tener que prescindir de la Infanta Cristina. Y no se descarta un “divorcio de estado” para salvar a la Corona. La otra opción es que el laureado deportista renuncie “voluntariamente” a su título.

El Sibilo lo soñó y se reafirma en su vaticinio. Y se atrevió a apostillar: “Y si se pone chulito, hasta puede perder sus medallas deportivas”.

Iñaki estos días prefiere llevar calzado deportivo por si tiene que salir por piernas

De todas maneras, con su polifacética experiencia emprendedora, bien podría montar una nueva ONG (esta vez sin ánimo de lucro en vez de “sinónimo de lucro”) dedicada a apadrinar a antiguos nobles arrepentidos. El eslógan podría ser: “Apadrina a un ex-duquito”.
Por otro lado, la Wikipedia estudia la posibilidad de añadir el retrato de Urdangarían a la definición de la voz “sinvergüenza”.

Fundamentación del vaticinio: Urdanga en euskera es “Prostituta”.

Ya que la concienciacronica no dice ni mú, El Sibilo se ha mojado.


Hay vida tras la dimisión. Y Berlusconi, todo un lince para los negocios, tirará de agenda y montará un lupanar. El Sibilo lo vaticina: “Berlusconi abrirá un negocio dedicado al Bunga-Bunga” [si no sabes qué quiere decir esto, pincha aquí].

¿Alguien encuentra paralelismos con el "Bada Bing", local de alterne de Los Sopranos? En ambos casos: ascendencia italiana, despelote, mafia... ¿todavía no le encuentras similitud?

El Sibilo declaró además: “Yo no me meto en política, pero si estuviera en Roma también saldría a celebrarlo” y añadió (fuera de vaticinio): “Tampoco le van a faltar clientes”.

Fundamentación del vaticinio: Para conseguir garito, Il Cavalieri no tendrá problema. Y para reunir una buena plantilla dispuesta al Bunga Bunga,  tampoco le hará falta recurrir a LinkedIn.

El Sibilo ha vuelto.


Hace mucho que los californianos próximos a la Falla de San Andrés temen la llegada del Big One. Pues ya se pueden ir preparando porque El Sibilo vaticina que Un movimiento sísmico más fuerte de lo habitual afectará la zona de San Francisco en menos de un año. La Región, de alta actividad sísmica sufrió un catastrófico terremoto en 1906 y registra habitualmente movimientos de poca importancia.

No. No es la imagen de un terremoto. Es que en San Francisco hay muchas cuestas y el fotógrafo estaba juguetón

Esta vez, El Sibilo sintió físicamente el sismo mientras hacía yoga en la entrada de su gruta (os recordamos que hace vida de anacoreta en Delfos). Como El Sibilo es algo hipocondríaco y la visión le sobrevino sin su correspondiente trance, lo atribuyó a un principio de Parkinson. De hecho, ya había pedido cita con el médico de cabecera cuando su vecino Dárdano, poeta de profesión, le aclaró la situación en estos términos que a su vez se convierten en fundamentación del vaticinio:

Sibilo, ¡tranquilo!

Tú no padeces ningún mal.
Un vaticinio te excita.
Anúnciaselo al personal,
llama y cancela la cita. 

Más tranquilo, El Sibilo ha hablado.


Jean-Claude Trichet acaba de caer en la cuenta: la crisis que padecemos no es coyuntural, se trata de una crisis del sistema [ver El Mundo], algo que ya se decía hace 35 años en la película Network un mundo implacable (Sidney Lumet, 1976) donde también se llamaba a la movilización ciudadana con el reclamo: “Estoy más que harto y no quiero seguir soportándolo”

Vale. Muy bien ¿Y el vaticinio cuál es?
Tranquilos, que El Sibilo nunca defrauda: “El Euro se salvará pero por los pelos“.

No es la primera vez que se inyecta dinero público para rescatar a la banca privada [billón y medio en 2008] ni la segunda vez [125.000 millones de € en 2010] en EEUU [700.000 millones de € en 2008420.000 millones de € en 2010] y en Europa [264.000 millones de € estos días]. Pues, El Sibilo ha percibido buenas vibraciones en cuanto al futuro del Euro a pesar de que “Europa reacciona siempre mal y tarde”.

El Sibilo añadió: “No hace falta que busquéis esas pesetillas que no cambiásteis por euros en su momento. No levantéis los cojines del sofá. La razón es más bien inexplicable pero yo sólo os anuncio lo que pude sentir: que el euro no desaparecerá”.

Fundamentación del vaticinio: por los pelos nada más y gracias al sacrificio de los de siempre.

El Sibilo se ha mostrado optimista.


La empresa juguetera Lego (o una de similares características) producirá en serie una figurita del ex-presidente de la SGAE. Lo ha visto El Sibilo, amigos. Dicho personaje se incluirá en varios de sus actuales productos como el barco pirata Legoland, la balsa pirata Legoland y la nueva Sociedad General de Autores Legoland.

LEGO ha puesto toda su creatividad al servicio del nuevo lanzamiento (La SGAE Legoland) después de su mala acogida con los personajes de la Sonda Espacial Juno (también tratado en este blog). Esta vez, incorporarán un Ramoncín con sonidos de Nirvana y un juego denominado “Revienta el canon” para que los peques interactúen a placer.

El personaje real está estos días de actualidad tras su reciente detención y posterior declaración ante el juez porque se acaba de hacer público su desmesurado despilfarro a costa de las arcas de la SGAE (lee la noticia).

Aunque la imagen definitiva no se ha hecho pública, nuestro servicio de recreaciones varias (que hoy no se dedicó a la Cazalla) ha elaborado este prototipo.

El Siblilo, después del vaticinio, simplemente declaró: “¿Buscaban piratas? ¡pues dentro tenían uno bien gordo!”

Fundamentación del vaticinio: Hallábase el Sibilo ordenando su colección de tierras raras cuando, en la faz de una de ellas percibió la imagen de Teddy, tan borde como siempre con su simpatía habitual.

El Sibilo ha hablado.


Afortunadamente, el carro no se encuentra entre el botín. El Sibilo se enteró de la noticia del robo y, como en un chasquido, pudo ver claramente el futuro: la policía apresaba a los malhechores. Antes de nada, hay que aclarar que no robaron el edificio entero con Manolo incluido como puede interpretarse de la lectura del titular en Europa Press, y que la cosa no es de broma aunque en La Vanguardia redacten el desafortunado hecho con el libro de estilo de El Mundo Today. El Sibilo quiso añadir también que “No hay conexión entre este robo con nocturnidad y el del Códice Calixtino” y por tanto no se descarta que el autor o autores sean murcianos [véase este vaticinio anterior].

No sabemos cómo lo ha logrado, pero el carro no se lo pimplaron.

El Sibilo quiere aprovechar su repercusión mediática para comunicar su solidaridad a su admirado cantante “En mi cueva pincho tu famoso single constantemente en el pickup. Un abrazo, Manolo”. Una vez terminada la rueda de prensa y como es habitual en El Sibilo cuando el vaticinio lo propicia, charló con los que allí nos congregábamos. Rescatamos esta reflexión en voz alta: “Entran en casa de Manolo Escobar mientras dormía y no se llevan el carro. Y por otro lado, entran en la Catedral de Santiago como Perico por su casa y se acarrean el Códice”. Si recuperan el incunable, proponemos a Manolo Escobar para que se encargue de la seguridad del apreciado libro. Seguro que él no se deja las llaves puestas.

Fundamentación del vaticinio: “estandoooooo de rooomeríaaaaaaa”. Esa es la clave. Manolo esta vez estaba durmiendo.

El Sibilo ha hablado.


Los votantes del PP ya tienen una preocupación más, además de la bipolaridad del cabello de su líder. Según El Sibilo, la simpatía por la ideología de derechas está directamente relacionada con el aumento del colesterol malo. Nuestro querido adivino lo ha visto bien claro en su último trance: “Hacía tiempo que no tenía una visión tan plagada de detalles. Visualicé claramente una hoja llena de estadísticas con los datos de colesterol desglosados por ideología política. Por ejemplo, los de Bildu lo tienen a raya. Los de UPyD disparadísimo. Entre los votantes del PSOE, las cifras bailaban mucho, los votantes socialistas tenían el colesterol dentro de los límites aunque los militantes mostraban valores excesivamente altos para el colesterol malo y muy bajos en el bueno. De los votantes de IU, no había ni rastro (no de colesterol sino de votantes). Del PNV sólo venían datos del RH”.

La cofradía del colesterol no se ha pronunciado todavía porque estaban de comilona. (Nota: dicha cofradía existe realmente. Pulsa en la foto para comprobarlo)

Aunque este será un vaticinio difícil de corroborar, El Sibilo no se achanta y sigue férreamente sus principios. Él lo ha visto así y así nos lo transmite: “El colesterol malo es más alto en los votantes del PP“. El Sibilo también mostró su preocupación por los datos que pudo visualizar pero que no entendió en estos términos: “Es una pena que no entienda mucho de medicina porque el informe que pude hojear durante el trance no se desvanecía como los unicornios que veo otras veces pero, desafortunadamente, la mayoría de datos técnicos escapan de mi comprensión. Como aquella vez que vi la receta de la Coca-cola. Pero esa es otra historia”.

Esto, amigos, nos trae a la memoria otra singular visión de El Sibilo. Cuando pudo leer con pelos y señales la partida de nacimiento de Sara Montiel. En aquel caso, la fecha del alumbramiento le pareció tan formidable que decidió no hacerla pública. Ni él daba crédito. Sólo de pensarlo, nos entran escalofríos.

Fundamentación del vaticinio: una cosa parecida a la prescripción facultativa.

El Sibilo ha advertido.


La dualidad capilar que exhibe Rajoy [ya tratada en este blog] seguirá siendo su imagen característica después de los comicios. El toma y daca que mantienen las canas de su barba frente al negro azabache de su cabellera seguirá siendo su seña de identidad. O, en palabras de El Sibilo (siempre más claro y conciso que éste que redacta): “Tras el 20-N, Rajoy seguirá luciendo el pelo arriba negro, abajo blanco“. Esto es lo que ha visto El Sibilo en su último trance.

El profeta quiere dejar claras además varias cosas: “El límite entre el cabello canoso y el morenocho se mantendrá en la línea de las gafas”. Con estos términos viene a despejar cualquier especulación sobre si más abajo aún se repite el negro a modo de cebra o la teoría opuesta que sugiere que una vez rebasadas las gafas ya no se produce variación hasta los pies: “Lo que suceda en las partes pudendas del líder conservador excede de mis atribuciones como adivino”. Nos consta además que El Sibilo no es dado al cotilleo, a la prensa rosa o al morbo y por eso se ha mostrado categórico con los defensores de la tercera vía también llamada look panda. Así zanja El Sibilo el tema: “Los que van diciendo por ahí que se parece a un oso panda no son más que maledicentes. Y no creo necesario eso del careo en el Zoo de Madrid como piden las bases”.

¿Quién osa tamaña comparación? (Mariano Rajoy es el de la derecha)

El Sibilo también desea recalcar que esta profecía sigue siendo válida aún en el caso de que el PP no ganase las elecciones (como ya vaticinó en una predicción anterior) y que, por supuesto, la predicción se extenderá a lo largo de meses pero no de años. “Si llega al poder, saldrá de él más canoso de lo que entró. Eso seguro.” ironizó El Sibilo.

Fundamentación del vaticinio: A Rajoy no le gusta el bambú.

El Sibilo ha hablado.


Se llama Soony, es de Nueva Zelanda y ha vaticinado que la selección neozelandesa de rugby también conocida como los All Blacks, ganarán el mundial de este año.

El protocolo nos resulta sospechosamente familiar: dos cajas con comida para la oveja y en cada una, la banderita de la selección correspondiente. Se libera al animal y se interpreta como vaticinio su elección alimenticia. Sí amigos: esto es una burda imitación del insigne pulpo Paul que ya anunciara la victoria de La Roja en los mundiales de fútbol.

¿Puede un bóvido como éste adivinar algo? El Sibilo lo tiene claro: las ovejas dan mejor queso que predicciones

Ya conocemos la opinión de El Sibilo en lo referente al intrusismo profesional en el sector adivinatorio. ¿Qué cuál es? ¡Hay que leer más al Sibilo! Pues su opinión es: “Zapatero a tus zapatos”. O sea, “Cada oveja con su pareja”. Si además tenemos en cuenta que “oveja que bala, bocado que pierde” y también “Más come la vaca de un bocado, que la oveja en toda una jornada”, pues ya nos hacemos a la idea: Al Sibilo no le hace mucha gracia esta oveja.

Pero lo sorprendente es que al Pulpo Paul sí que le tenía cariño: “El pulpo sí que se desenvolvía con elegancia. Era un adivino con dos cojones lo que hay que tener. Hasta se atrevió a corroborar el polémico tema de la Evolución de las Especies de Darwin frente a la alternativa bíblica ¡Menudo octópodo!”

El pulpo Paul sí que se mojaba. Aquí, en una de sus predicciones de más calado aunque menos divulgadas.

Como el Sibilo no hace vaticinios deportivos (lo del dopaje en La Vuelta a: No vaticina un resultado y b: Aún está por ver), se lanza con la siguiente aseveración:  La presunta oveja adivina Soony es una farsante.

“Y ya está bien de intrusos. Lo que nos faltaba en la profesión es que irrumpan los animales… ya nos tocó la negra con políticos y economistas para que se convierta esto en el Arca de Noé”, así de rotundo se mostró El Sibilo.

Fundamentación del vaticinio: ¡Qué poca gracia tiene la ovejica!

El Sibilo ha contraatacado.


El vicesecrtario de comunicación del PP ha dicho que, cuando gobiernen, crearán 3.5 millones de empleos porque es la “superespecialidad” de su partido. Para ello, afirma, es necesario crear 1 millón de empresas.

El Sibilo ha dicho que ese señor que no es adivino ni nada, se ha pasado cuatro pueblos y que eso le recuerda mucho a los 800.000 puestos de trabajo prometidos en su día por Felípe González. Pero como a Pons la cordura nunca le fastidia un titular, prefirió exagerar para hacerse notar.

¿Será el apellido González el que les conduce a estos anuncios-bomba?

Ya sabéis que al Sibilo le molesta bastante que un político haga pinitos como adivinador (lo pudimos comprobar con Elena Salgado). En esta ocasión sólo comentó: “Que lo pongan por escrito en el programa electoral si tienen cojones se atreven”.

El Sibilo, muy a su pesar, afirma rotundamente lo contrario: “El paro aumentará en 2012, gobierne quien gobierne“. “No se llegará al 30% que vaticina algún economista también metido en los fangosos terrenos de la adivinación, pero sí que aumentará”.

Fundamentación del vaticinio: Esa millonada es una burrada y este señor se equivoca muchas veces.

Aunque abatido por la tristeza del vaticinio, El Sibilo ha hablado.


“Los españoles que están forrados no dirán ni mú de la subida de impuestos”, según El Sibilo. Hace una semana, el acaudalado Warren Buffett pidió públicamente que se les subiese los impuestos a los más ricos en Estados Unidos. Hoy también se ha hecho pública una petición en la misma línea de los multimillonarios franceses. ¿Harán lo mismo los ricachones españoles? Según predicción de El Sibilo, No. Se harán el sueco y no tocarán el tema.

Forrados hasta las cejas pero no sueltan un céntimo.

Hacerse el sueco parece que está de moda porque El Sibilo ya anunció recientemente que los obispos también iban a hacerse pasar por rubios escandinavos durante la visita papal. Aprovechamos para confirmar que la predicción de El Sibilo se ha cumplido. Los prelados esquivaron la petición que les hizo públicamente la Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica (ver vaticinio).

Hoy estamos que nos salimos y matamos dos pájaros de un tiro: confirmación de un vaticinio y otra predicción nueva: El Sibilo vaticina que ninguno de los 10 más acaudalados de España pedirá que se le suban los impuestos. “Con el trabajo que les cuesta hacer contabilidades interpuestas y colocar el capital en paraísos fiscales como para luego aligerar el bolsillo…” dijo socarronamente El Sibilo. Y hablando de pájaros, nuestro querido Sibilo añadió: “tampoco mencionarán el tema El Rey de España, el de Marruecos o la Reina de Inglaterra“.

Y terminó nuestro querido profeta aconsejando: “Haced como yo, que disfruto de placeres sencillos. Ahora mismo me voy a dormir la siesta bajo la higuera con mi cantimplora de Cazalla”

Fundamentación del vaticinio: “Aquí el que no corre vuela” es un dicho español ¿no? Pues eso.

El Sibilo ha hablado.